El jamón ibérico ha estado tradicionalmente muy presente en las tapas y raciones en Salamanca debido, en gran parte, al afincamiento de muchas de las mejores marcas a lo largo y ancho de toda la provincia. Su consumo es algo cotidiano entre nuestras gentes, y ese aspecto es clave para que hoy en día tengamos la oportunidad de disfrutar de platos dedicados a uno de los productos más típicos y populares de nuestro país.

Y si el jamón ibérico está altamente demandado en cualquier establecimiento dedicado a la restauración dentro de nuestras fronteras, en las tapas y raciones en Salamanca ha adquirido un protagonismo especial.

Muchas personas piensan en destacar su exquisito sabor cuando hablamos de las bondades del jamón ibérico, pero lo cierto es que, la cantidad de cualidades que son beneficiosas para nuestro organismo es casi interminable. Podemos empezar desmontando el antiguo mito de que podía influir negativamente en la salud de personas que padecen enfermedades cardiovasculares. ¿Sabías que hay estudios que afirman que un consumo moderado es bueno para nuestros vasos sanguíneos y para la presión arterial?

Además de ser un producto bajo en calorías, nos aporta ciertas vitaminas como son la B1, B6 y B12, así como proteínas y ácido fólico. Un dato que también pasa desapercibido para gran parte de la población son sus funciones antioxidantes, gracias a su alto contenido en vitamina E.

Una vez repasado todo lo que nos puede aportar a nuestro cuerpo, te conviene recordar algunos de los elementos que no hacen acto de presencia en el jamón ibérico. Su curación natural no necesita de ningún añadido como colorantes, conservantes ni ningún otro químico, lo que lo convierte en un producto sano con ciertas propiedades digestivas.

En Bar Restaurante El Monocordio apostamos firmemente por la elaboración de platos con jamón ibérico de la mejor calidad. No dudes en visitarnos y deleitarte con ellos.